El PaisPortada

Presidente Medina bajo fuerte presión y disyuntiva de extender la emergencia y reabrir la economía

Santo Domingo.- El presidente Danilo Medina afronta el momento de mayor presión desde la pandemia del coronavirus, debido a que está obligado a solicitar al Congreso Nacional de una tercera extensión del estado de emergencia nacional y por otro lado, tiene al empresariado y las fuerzas productivas del país suplicándole reabrir la economía.

Quizás por ello, esperó hasta la tarde de ayer, fecha límite para pedir la extensión del estado de excepción, a través del Senado de la República.

El lunes, el día anterior, agotó una apretada agenda de reuniones con el empresariado, sus principales ministros y las iglesias Católica y evangélicas, ponderando fórmulas de cómo reabrir la economía.

Esta situación que ahora maneja el presidente Medina se da en una coyuntura mundial en la que economías como las de China, epicentro de la enfermedad, Rusia, Alemania y Estados Unidos ya están tomando medidas para reactivar sus economías.

Además de los sectores empresariales, también los industriales, fabricantes de muebles y pequeños y medianos negocios piden ir movilizado los sectores productivos.

El propio ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, es de opinión de que debe extenderse el estado de emergencia, aunque sin relajarse las medidas de distanciamiento social.

Plantea la tesis de como activar los sectores productivos en convivencia con el coronavirus. Incluso, adelantó que está necesitado de gran parte de su personal que está distante de la institución.

El mayor dolor de cabeza para el presidente radica en el hecho de que tiene el país paralizado, pero la situación del COVID 19 aún no llega a la curva  de contagios y cada día se incrementa el número de muertos y afectados.

En el boletín 54 de Salud Pública indica que las cifras de defunciones rondan las 402 y los infectados 10 mil 900.

Actualmente la economía dominicana ha sido duramente golpea por los efectos del coronavirus, ya que se han paralizado las principales actividades comerciales y con ello han dejado un saldo de alrededor de un millón de trabajadores suspendidos, según datos suministrados por el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep).

El presidente de Conep, Pedro Brache, entiende que hay necesidad de movilizar la economía, aunque es de opinión que lo prioritario es reservar la vida.

Pero otra  situación difícil que afronta el jefe del Estado es la dificultad de poder extender el actual estado de emergencia, que ya tiene dos meses, y que vence este domingo 17 de mayo, por la reacia línea de la oposición de no aprobar una tercera prórroga.

La oposición le ha tumbado el pulso al Gobierno en las dos primeras prórrogas, sancionado  solo 17 de los 25 solicitados originalmente.

Algunos diputados se han pronunciado a favor de no prolongar más el estado de estado de emergencia, lo que está por verse, pues el pedido del Poder Ejecutivo de 25 días más, será conocido este miércoles en el Senado, donde parece que será aprobado sin problemas, y luego pasará a la Cámara Baja.

El ex presidente de la República y presidente la Fuerza  del Pueblo, Leonel Fernández, dijo que ante el aumento de los casos de coronavirus se impondría una extensión del estado de emergencia de manera ineludible, pero también llamó que para que este sea aprobado hay que exigirle al Gobierno que adopte las medidas de lugar, ya que las políticas aplicadas no han podido contener al virus.

Compartir:
Tags

Related Articles