El PaisPortada

Nuevo gobierno hallará 78 denuncias de corrupción y 77 auditorías con indicios penales

Santo Domingo.- Las denuncias involucran tanto a funcionarios y exfuncionarios de los gobiernos peledeistas, como actuales y pasados legisladores del partido oficial y de la oposición, además de altos militares vinculados en enriquecimientos ilícitos y lavado de activos.

El presidente electo Luis Abinader y la coalición de partidos liderados por el PRM que le apoyaron, han prometido enfrentar los delitos de corrupción, el despilfarro en el Estado y el cese a la impunidad, y hallarán materia prima abundante para emprender un trabajo serio de investigación y enjuiciamiento de los casos ya denunciados.

Muchos sectores de la sociedad dominicana están en expectativa, a la espera de que el Gobierno nuevo asuma la administración del Estado el próximo 16 de agosto.

De ser así, las nuevas autoridades del Ministerio Público tendrán “mucha tela por donde cortar” en materia de persecución a delitos en corrupción en los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Al menos 78 casos de ilícitos cometido en las administraciones de Leonel Fernández y Danilo Medina han sido denunciados por partidos de oposición, sectores de la sociedad civil y parte de la cúpula empresarial dominicana, en los últimos años.

Los ilícitos en el gobierno van desde sobornos, asociación de malhechores, cohecho, tráfico de influencia, apropiación, lavado de dinero y activos, desviación de fondos estatales; extorsión, robo, enriquecimiento ilegítimo, prevaricación y otros ilícitos penales.

A estos se suman 77 auditorías con indicio penal que fueron enviadas a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) por el Pleno de la Cámara de Cuentas de la República (CCRD), para que sean investigadas.

El su momento, Licelot Marte de Barrio (fallecida), expresidenta del órgano fiscalizador del Estado, afirmó que la corrupción en el gobierno equivale al 10% del gasto público, unos RD$ 51 mil millones cada año.

Esos son recursos que pagan los contribuyentes y que van a parar a los bolsillos de funcionarios y políticos corruptos, sin mayor consecuencia.

Los ilícitos en el gobierno van desde sobornos, asociación de malhechores, cohecho, tráfico de influencia, apropiación, lavado de dinero y activos, desviación de fondos estatales; extorsión, robo, enriquecimiento ilegítimo, prevaricación y otros ilícitos penales.

El actual presidente de la CCRD, Hugo Álvarez Pérez, subrayó, recientemente, que en la República Dominicana República Dominicana deben adoptarse como norma los tres pilares indispensables de una verdadera democracia: la supremacía de la Constitución y las leyes, la transparencia (en el gasto público) y crear cultura de rendición de cuentas (de los funcionarios).

Luis Abinader, quien obtuvo el 52 % de los votos emitidos en las pasadas elecciones presidenciales y congresuales, recibió el apoyo de una población que reclama, además, la recuperación de los bienes dilapidados y el sometimiento a la justicia de los responsables.

Las denuncias involucran tanto a funcionarios y exfuncionarios de los gobiernos peledeistas, como actuales y pasados legisladores del partido oficial y de la oposición, además de altos militares vinculados en enriquecimientos ilícitos y lavado de activos.

A los largo de los últimos 16 años, entidades de la sociedad civil vienen denunciado escándalos de corrupción en los gobiernos del PLD, como la supuesta sobrevaluación de los vagones del Metro de Santo Domingo, el soborno en la compra de los ocho aviones Super Tucano; la sobrevaluación de la Presa de Monte Grande, la compra alteradas de los equipos para la Policía Nacional a la empresa SunLand, la sobrevaluación de RD$744 millones en la construcción y reparación de 3,290 aulas escolares en el Ministerio de Educación.

Compartir:

Related Articles