Opiniones

Las estafas piramidales

Por Moisés Medina
Hace algunos años cuando estaba estudiando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo uno de mis maestros nos dijo: “Jóvenes, la maldad en el ser humano es algo que está dentro nosotros y no necesitamos estar bajo la influencia de alguna sustancia psicoactiva para generarla, porque hay gente mala, y hacer daños a otros es parte de su naturaleza”.

El catedrático hizo alusión a esta frase haciendo referencia a la cantidad de estafadores que existen en nuestro país, quienes se aprovechan de la gente humilde y esforzada para cometer acciones crueles que perjudican a miles de familias. Y me refiero a los negocios piramidales, a las estafas por teléfono y digitales, etc.

Recientemente hemos escuchado en las noticias la gran cantidad de negocios y personas que se dedican a ofrecer grandes sumas de dinero en retorno por las inversiones que sus contribuyentes hacen a sus organizaciones.

Estas personas o empresas pintan todo un esquema que luce legal, bien estructurado, tienen oficinas, dan contratos firmados por abogados notarios, y se autoproclaman como altruistas, debido a que quieren que las personas reciban de los mismos beneficios que ellos.

Los estafadores tienen un perfil ante sus seguidores de ser gente con mucho carisma, brindan confianza, lucen que se preocupan por los demás, son buenos observadores, manejan un vocabulario técnico del área que promocionan, bien educados.

Te aseguran que no hay forma de que tu dinero se vaya a perder, mostrándote evidencias sus éxitos, muchos te hablan de Dios y se hacen pasar por creyentes en la fe, así como conocedores como el demás del área en que se desenvuelven.

Pero la verdad es que estas personas no tienen nada de empatía ni pudor, son ambicioso, avariciosos y con gran capacidad de manipulación y engaño.

Por otra parte, estos estafadores sin escrúpulos; no les importa sus víctimas. Miles de familia en la República Dominicana están sufriendo grandes dificultades económicas motivados por estas falsas promesas.

Muchos inversionistas de todas clases sociales han tomado préstamos cuantiosos, vendieron propiedades, invirtieron los ahorros de toda una vida, involucraron familiares y amigos y ahora esta atrapados con grades deudas y perdiendo sus bienes, siendo perseguidos por sus acreedores.

Es lamentables que estas empresas como la de Mantequilla 3.14, , Investor Winner, De Kakao Talk, Telexfree, Organo Gold, Money Free, Royals Club, Harvest Trading Cap y muchas otras que hoy siguen vigente como Nova TECH, con su malevolencia estén arruinando y poniendo en riesgo la salud mental y la estabilidad económicas de miles de hogares.

Es inverosímil que aún el día de hoy nos estén vendiendo espejito a cambio de oro, como si viviéramos la época de la colonización.

En otras palabras, estamos intercambiando los pocos recursos económicos, la paz familiar, salud emocional y de muchos el sustento de nuestros hijos que tenemos por una insustentable promesa.

Finalmente, es importante resaltar que la desesperación de las personas de este siglo por alcanzar la estabilidad financiera apresuradamente es inmensa, la gente está dispuesta a poner en riesgo su propia vida con tal de adquirir un mejor estilo de vida. Creo que es la misma desesperación e ignorancia lo es aprovechada por los engañadores para ofrecer a sus víctimas la pócima mágica que los inversionistas andan buscando, lo cual los convierte vulnerables y ciegos para poder diferenciar de lo real y lo inalcanzable.

 

Moisés Medina, es Psicólogo Clínico

Compartir:

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba