Justicia y PolicialesPortada

Cómo asesinaron a Yuniol Ramírez, según el Ministerio Público

Santo Domingo.- El proceso judicial que se sigue por el asesinato Yuniol Ramírez volvió a la palestra pública, luego de que por la no comparecencia de Argenis Contreras, presunto autor material del hecho, este caso estuvo estancado.

Este caso atroz, de un abogado y catedrático asesinado de un disparo y arrojado en un riachuelo de Manoguayabo atado a dos bloques conmocionó al país, sin embargo, a tres años y tres meses del suceso no hay condena, solo tres personas cumplen prisión preventiva mientras que otros imputados siguen el proceso con una medida de coerción menos gravosa.

Indudablemente, la Justicia dominicana esperaba tener bajo su custodia al principal responsable de esta muerte para llegar a una resolución final de este caso. Esto se cumplió el pasado martes cuando Contreras fue deportado de Estados Unidos, país que escogió para darse a la fuga inicialmente y dónde sometió recursos para retrasar a toda costa su extradición.

Ante el giro que está tomando este caso es preciso remontar sus inicios, según el relato del Ministerio Público:

De acuerdo al órgano persecutor, este caso que escandalizó al país y llevo el luto a una familia hizo sus pininos el 19 de junio de 2017, cuando el hoy occiso Yuniol Ramírez, en su condición de abogado y presidente de la Convergencia Nacional de Abogados (CONA), solicitó al al exdirector de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Manuel Antonio Rivas, la entrega de documentaciones correspondientes a las unidades de autobuses reconstruidas por esa institución durante el período 2012-2017.

Estas informaciones nunca le fueron entregadas, lo que motivó a que Ramírez recurriera a un recurso de amparo ante el Tribunal Superior Administrativo el 20 de septiembre de ese mismo año.

La primera audiencia de conocimiento del recurso de amparo fue conocida en fecha 28 de septiembre del año 2017, aplazándose para el día 12 de octubre del año 2017, a los fines de que la parte accionada deposite las informaciones correspondientes, según consta en acta de audiencia.

El imputado Manuel Antonio Rivas Medina a raíz de esta situación se pone en contacto con los imputados Argenis Contreras González, Faustino Rosario Díaz y con el imputado Eddy Rafael Santana Zorrilla a los fines de tratar de buscarle una solución extrajudicial al conflicto que había surgido en la institución a raíz de las intimaciones que había realizado el occiso.

La solución extrajudicial era llegar a un acuerdo económico con el abogado para que desistiera de la acción de amparo, precisa el expediente de la Procuraduría General de la República.

El plan se puso en marcha el 4 de octubre, 7 días del asesinato, Santana Zorrilla se reunió con el catedrático en el restaurante Cienfuegos del hotel Jardines del Embajador, donde Yuniol le expresó que “retiraría la demanda si se le entregaba la suma de RD$2 millones y US$100 mil” de los cuales los dos millones eran para las supuestas personas que le mandaron a introducir el recurso de amparo y los cien mil dólares para él y su equipo de trabajo.

Sin embargo, el exfuncionario le explicó a Yuniol que el monto era mucho por lo que sólo le podía dar RD$4 millones para que “guardara silencio”.

La fecha de entrega de dinero fue fijada dos días después (6/10/2017), ese día Santana Zorrilla y Ramírez se reunieron en la Estación de Combustible Texaco donde Argenis miraba desde su vehículo el encuentro y constataba la entrega del efectivo. Santana Zorrilla le entregó a Yuniol un millón de pesos prometiéndole que el dinero restante le sería entregado luego de que desistiera de la demanda.

Miércoles 11 de octubre de 2017: Argenis llegó a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde el abogado impartía docencia, y lo llamó diciéndole que “quería hablar con él”.

Según las evidencias recolectadas en un video de seguridad obtenido por el Ministerio Público, momentos después de que Yuniol entrara a la camioneta, Argenis le disparó en la cabeza y huyó con su cadáver.

El imputado Víctor Elisander Ravelo Campos, “El Herrero”, comienza su participación en el hecho. Coordinó con Argenis el ocultamiento del cadáver y los elementos de pruebas que podrían inculparlo.

José Antonio Mercado Blanco, alias “El Grande”, ayuda a Argenis a trasladar el cuerpo sin vida del catedrático a la cañada Varía de Manoguayabo, antes de lanzarlo al agua amarraron su cadáver con cadenas, candados y bloques de cemento.

Al deshacerse del cuerpo, el siguiente paso fue el ocultamiento del vehículo y el arma de fuego que utilizó Argenis, para lo primero el imputado contactó a Lilian Francisca Suarez quien a su vez habló con Juan Díaz Agüero para que guardara el vehículo en su casa, donde fue abandonado.

Heidy Carolina Peña, esposa de Argenis, recibió las instrucciones para que ocultara la pistola en su habitación.

Contreras compró un ticket aéreo con destino a Miami, Estados Unidos a las 12:40 de la medianoche del 12/10/2017. Salió del pais a las 1:11 pm en el vuelo No. 0987 de la aerolínea American Airlines.

Minutos después de la salida de Argenis de territorio dominicano, las autoridades hallaron el cadáver del profesor en el lugar que fue arrojado.

Posteriormente, el 14/10/2017 fueron arrestados los imputados: Manuel Antonio Rivas, Faustino Rosario Díaz y José Antonio Mercado Blanco (El Grande), posteriormente en fecha 07 de abril del 2018, fueron también arrestados Víctor Ravelo Campos (El Herrero) y Jorge Luis Abreu Fabián (A) El Dj Y/O El Taxista, mientras que el 9 de abril del 2018 fue arrestada Heidy Carolina.

Este caso tiene nueve imputados con Argenis Contreras, de los cuales solo tres permanecen en prisión y con Contreras suman tres luego de este viernes, el Cuarto Juzgado de la Instrucción le impusiera un año de cárcel preventiva.

A tres años de la muerte del catedrático esta es la situación jurídica de cada encartado.

 

Compartir:
Tags

Related Articles