El PaisPortada

Willy Rodríguez, el adiós a la leyenda que contribuyó a la formación de la radio dominicana

Santo Domingo.- Willy Rodríguez, la leyenda de la radio nacional como era conocido, desde que se inició en la radio en la década de los 60´s, solo contribuyó a la formación y formalización de la radiodifusión dominicana.

Su consagración en la comunicación popular comenzó con la emisora católica Radio Santa María, de La Vega, y hasta el final de sus días en el plano físico, fue el espíritu vivo de la Z101.3 FM. Este icónico locutor deja un legado que no podrá ser silenciado.

Como si de su ADN se tratara, mucho antes de comenzar a incursionar en el mundo de los radioaficionados, las ondas hertzianas eran parte de él. En la década de los cuarenta, su padre, Vinicio Soto Brenes, fue el primer técnico de planta de La Voz del Yuna, primera emisora dominicana que tenía su sede en Bonao, y cuyo propietario era José Arismendy Trujillo Molina, conocido como Petán.

“La Leyenda”, como se le conoce al locutor de la historia dominicana, inició en la radio en La Vega en 1962, como radioaficionado, y desde entonces solo ha marcado la historia con hitos imborrables.

“Me 3” fue su primera emisora, construida por su padre. Se trató de una pequeña estación que cubría un par de cuadras, en San Francisco de Macorís, y ahí nació Radio Juventud.

Ese proyecto sirvió de trampolín para pasar de una estación casera, a formar parte de algunas de las estaciones comerciales de SFM, como Onda Tropical, Radio Merengue, Hibi Radio.

De ahí pasó a Ondas del Valle, en La Vega, y luego a Radio Santa María, donde se consagró como profesional de la radiodifusión. “Nos encontramos más de cerca con lo que ya habíamos vivido como radioaficionado, una radio al servicio de la gente”, dijo en una entrevista años atrás. Ahí comenzó una serie de actividades que mezclaban la producción de radio con las actividades directas, como las deportivas.

Pocos años después fue a Santiago e hizo radio con Yaqui Núñez del Risco, Violeta Yangüela, José Guillermo Sued, otras grandes leyendas de la época dorada de la radio dominicana. “También laboré en la radio de Puerto Plata, que para los años 60-70 era muy moderna y marcó mi vida”, dijo en aquella entrevista.

Para la década de los 70’s llegaba a a Santo Domingo, e ingresó a HIJB, donde empezó su camino para marcar un antes y un después en la radio en la capital de la República dominicana. Su travesía incluye Radio Visión, hasta llegar a HIZ, donde obtuvo el récord internacional de permanencia en un micrófono, después de 64 horas trabajando radio sin parar, en ocasión de celebrarse en el país Miss Universo.

Su siguiente parada fue Radio Santo Domingo y luego a Radio Disco, de Juan López que con la ayuda de su padre, según relató “hicimos un transmisor y mejoramos las condiciones de transmisión, y con un trabajo en equipo logramos convertirla en una de las emisoras más populares de la ciudad de Santo Domingo”.

De la ‘A’ a la ‘Z’

Luego de una trayectoria imborrable, Bienvenido Rodríguez le da la oportunidad de entrar a la Z como director de Eventos, y al poco tiempo fue nombrado director general, y en 1986 inicia el icónico “Gobierno de la Mañana”, que se ha mantenido como el programa número uno de la historia de la radio de la República Dominicana y por donde han desfilado importantes analistas políticos.

Es en esta época, más específicamente en el 91 cuando recibe el alias de “La Leyenda” cuando llega al programa don Álvaro Arvelo hijo y los bautiza con el nombre de La Leyenda de la Radio. En los primeros años, se recuerda que ya formaba parte del equipo Marino Guzmán y Juan Taveras Hernández, además de Willy Rodríguez.

Otros récords – reconocimientos – recuerdos

Para la década de los noventa, se recuerda como junto a su equipo levaron el arte al barrio, abriendo la oportunidad a los jóvenes para que incursionaran al arte a través de la pintura, razón por la cual reveló que en don Álvaro mantenía ña idea de que Willy Rodríguez era la leyenda de la radio en la República Dominicana.

Entre otros reconocimientos, destacan uno de la Cámara de Diputados y otros premios como El Dorado, el Casandra y el Micrófono de Oro. También se re reseñan la Orden de Duarte Sánchez y Mella con el Grado de Gran Caballero, de parte del presidente Leonel Fernández.

Se recuerda también cuando en 2007 desarrolló una destacada labor durante el paso de las tormentas “Noel” y “Olga”, cuando se desplazó a zonas afectadas, sin medir riesgos para informar a la ciudadanía.

A Willy Rodríguez se le atribuye el inicio de las coberturas especiales de Semana. Contó en el 2016 que la idea nació en HIZ, en 1975, ya que para la época la radio del país se apagaba y solo se oían emisoras de otros países, Venezuela en particular. “Con las primeras transmisiones se pagaba a los médicos y asistentes en varias playas, y ya para el año 81 y 82 se logró motivar a las autoridades de que fueran partícipes de este trabajo, y comenzaron la Defensa Civil, la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos a integrarse a los operativos; y hoy día esto es un monstruo, porque este programa, que fue hecho a uña y diente, es el fruto de un gran esfuerzo que convierte el trabajo de servicio a través de la radio en el más importante de todos los tiempos, y hoy la Z es la emisora oficial del COE”, dijo.

Y algo parecido surgió con las fiestas de Navidad y la cobertura del Carnaval Dominicano.

En los años 80´s se le ocurrió hacer transmisiones del Carnaval de La Vega, y en el 1990, a raíz de la elección de Euclides Sánchez como alcalde de La Vega, él convierte a la Z101 en la emisora oficial del Carnaval Vegano.

Cuando nace la organización del Carnaval de La Vega Euclides Sánchez le dio la oportunidad de ser parte del nuevo proyecto, que convierte al Carnaval de La Vega en el más importante de la República Dominicana.

“Y así la Z ha estado en los carnavales de San Juan, Baní, Barahona, Puerto Plata y Santiago”.

En definitiva, Willy Rodríguez fue ese profesional que el tiempo lo convirtió en la leyenda de la radio dominicana.

Compartir:
Tags

Related Articles