PoliticaPortada

Se cierra el capítulo de las visitas sorpresas y se abre el librito de Abinader

Santo Domingo.- El presidente Danilo Medina desarrolló un estilo de gobernar durante sus dos mandatos (2012-2020), innovando en algunos aspectos que lo acercó a la población, en la descentralización del poder y conducción del Estado

.

Cada presidente asume el poder y despliega su propio librito de Gobierno y tradicionalmente cambia radicalmente respecto a su antecesor.

Existe el principio de continuidad del Estado, mediante el cual, el gobierno entrante debe dar seguimiento a lo heredado por su antecesor.

Sin embargo, en el país se han paralizado hasta obras o cambiado convenios y contratos por caprichos del nuevo jefe del Estado.

Tras el ascenso del presidente electo Luís Abinader, resurge la pregunta: ¿continuará Luís parte de esos programas creados por Danilo?.

Algunos programas que a todas luces no cambiarían y más bien se ampliaría, como es el Sistema de Emergencias 911.

El programa de tandas extendidas en las escuelas y el de alfabetización, al parecer podrían continuar en el nuevo mandato del PRM a partir del 16 de agosto.

El Programa de Asistencia Vial, que se ejecuta a través del Ministerio de Obras Públicas, es bien valorado por la población, asistiendo a cientos de conductores cada día que afrontan dificultades en autopista, carreteras y principales calles del país.

El presidente Medina innovó y puso un sello muy particular al realizar las visitas sorpresas, mediante las cuales, los fines de semana se trasladaba a una comunidad apartada para buscar soluciones en actividades agropecuarias rurales.

Escuchaba necesidades de campesinos y asociaciones organizadas y luego ofrecía financiamiento y facilidades para la materialización de proyectos comunitarios. Este modelo llamó la atención hasta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura.

Todo parece indicar que este estilo se irá con Medina, cuando abandone el Palacio Presidencial el 16 de agosto.

El mandatario también sorprendió con las rifas de obras provinciales, mediante las cuales se beneficiaba con el sorteo de construcciones de escuelas y otras obras a los ingenieros locales. Además de adelantar parte de los recursos para el arranque y garantizar su ejecución.

El Gobierno de Medina tuvo atención para los discapacitados a través del Centro de Atención Especial para la Discapacidad (CAID), las estancias infantiles y el Instituto Nacional de Apoyo a la Primera Infancia.

Medina también estableció el concurso para las importaciones de productos del agro, a través del Ministerio de Agricultura, y fue fuertemente cuestionado por el PRM.

También dispuso la centralización de compras de medicamentos a través de Promesecal.

Compartir:

Related Articles